miércoles, 31 de mayo de 2017

Costa El Rosario

Costa El Rosario

Distancia recorrida: 22,67Km.
Altitud mínima: 0m.
Altitud máxima: 370m. 
Tiempo: 8 horas.
Dificultad: moderado.
Tipo de ruta: ida y vuelta.
Material utilizado: GPS, cámara de foto, objetivo 10-18mm, objetivo 24mm, objetivo 55-250, crema solar, 4 botellas de agua, botas de montaña.
Lugares de interés: 

 Barranco Hondo

 Punta La Estancia

 El Varadero: Es un barrio pesquero, multicolor, con callejuelas estrechas y empinadas, donde se venera a la Virgen del Carmen. Rodeado de una zona árida y seca, donde predominan las tabaibas, los cardones, las vinagreras y las aulagas, con múltiples bancales, los cuales se dedicaron antaño a la agricultura y ganadería.

 Barranco de Las Vinagreras

 Barranco de Los Juncos

 Tabaiba Baja

 Puerto deportivo de Radazul

Punta de Guadamojete

Playa La Nea

Boca Cangrejo

Barranco del Humilladero

 Costanera

 Radazul Alto

 Barranco del Chorrillo

 San Isidro

 Pozo de San Isidro

 Barranco del Chorrillo

 Llano Blanco

 Barranco de Las Higueras

 Barranco de Las Higueras

Tabaiba Alta

 Tabaiba Media

 Barranco de Las Higueras

 Radazul Bajo

Mapa de la ruta


Powered by Wikiloc

Galería de fotos

Municipio El Rosario

Municipio El Rosario

Ubicación:

 Se encuentra en el nordeste de la isla, en el extremo oriental de la dorsal de Pedro Gil, limitando con los municipios de Santa Cruz de Tenerife, San Cristóbal de La Laguna, Tacoronte, El Sauzal y Candelaria.
El Rosario posee una superficie de 39,43 km², ocupando el 18º puesto de la isla y el 33er de la provincia. Cuenta con una altitud media de 754 msnm.
La mayor singularidad de El Rosario, dentro del conjunto insular, es la variación de sus límites administrativos. A mediados de la década de los setenta del siglo xx se acordó por parte de los ayuntamientos de Santa Cruz de Tenerife y El Rosario la cesión por este último de buena parte del sector limítrofe oriental entre ambos municipios, al haber quedado englobado dentro del área de influencia de la zona metropolitana capitalina. Esta cesión representó la pérdida de 13,2 km², una cuarta parte de la superficie total del municipio en esa época, pero una pérdida mucho mayor de habitantes, que se puede estimar en dos tercios de la población global. Precisamente por este particular reajuste experimentado en la superficie municipal, la población ha seguido una evolución atípica.

Orografía:

Zona forestal:
 Se sitúa por encima de los 900-1.000 msnm, en una línea discontinua con numerosos entrantes para cultivo, signo de la presión demográfica que hubo en la zona. Se extiende por el sector occidental del municipio, siguiendo la elevación de la Cordillera Dorsal, con dominio del pinar y algunos elementos de fayal-brezal y laurisilva en algunos enclaves más húmedos. Aquí se encuentran algunos de los mejores ejemplos de pinar histórico de la isla, con el comienzo del pinar de Candelaria-La Esperanza en la zona de Las Raíces. Es el verdadero inicio del cinturón forestal del interior de Tenerife. Toda la zona tuvo aprovechamientos agrarios limitados, aparte por el clima muy húmedo y brumoso, por la abundancia de conos recientes que, junto con la naturaleza accidentada del terreno, hacían difícil los cultivos. La principal rentabilidad que tiene esta zona proviene de fincas dedicadas a eucaliptos, con la finalidad principalmente de servir de puntales para la construcción, especialmente hacia la zona del pico de Las Flores.


Área de La Esperanza:
Todo el sector nororiental del municipio ha sido tradicionalmente el más rico y con mayores posibilidades agrícolas. Desde Las Barreras y Las Rosas hasta el límite municipal con La Laguna, en las proximidades de Los Rodeos, el relieve es muy poco accidentado, al estar suavizado por emisiones volcánicas, descendiendo muy suavemente el terreno desde la cota 900 hasta los 700 msnm. La presencia de una serie de conos a oriente y occidente, principalmente los de Montaña Toriño, Montaña Birmagen, y Montaña de Las Carboneras, en el límite oriental, y Montaña del Cerro, Montaña de Hija y Montaña Fagundo, en el occidental, ha contribuido a la formación de suelos; además los propios conos están muy meteorizados, por lo que la posibilidad de cultivo se extiende considerablemente: prácticamente no aflora la roca madre. Este hecho ha sido aprovechado para realizar extracciones de tierras con destino a la construcción de parcelas con suelos de prestación en el Sur de la isla y, también, a la explotación de áridos (picón) de los numerosos conos subrecientes existentes, especialmente en el caso de Birmagen, donde se ha retirado gran parte del suelo útil de cultivo. La presencia de suelos de buenas condiciones en zonas relativamente llanas, sin apenas abarrancamientos, y en área superior a los 700 m, presenta condiciones óptimas para los cultivos de secano de medianías. Abundan los frutales de zona templadas: manzanos, perales y, sobre todo, ciruelos, algunos de los cuales están emparrados, a semejanza de la viña.


Laderas del Sureste:
Descendiendo desde la cumbre hacia el sureste aparece una amplia ladera donde los barrancos apenas comienzan a incidir y cuya pendiente media va aumentando hasta acabar en la costa en franco escarpe. La orientación a sotavento y a solana, unido a unos procesos erosivos más activos que no han favorecido la formación de suelos de buena calidad para el cultivo, además de la presencia casi constante del viento, le dio a la zona un menor peso agrario que el de los altos: se cultiva principalmente cebada y centeno. En la costa prácticamente no hay playas, excepto la pequeña caleta de El Puerto, donde se han organizado las urbanizaciones de Tabaiba y Radazul, que se han desarrollado gracias al clima soleado y la cercanía a la capital. Esta área registró un crecimiento considerable a partir del primer tercio del siglo xix con el paso de canales, especialmente el de Araya, que permitieron el desarrollo de regadíos importantes, con tabaco, algodón, huerta e incluso algo de platanera, con varias charcas y pequeños embalses.

Flora y vegetación:



El Rosario conserva una amplia zona natural y rural. En las costas, salvo en torno a los núcleos urbanizados de Tabaiba y Radazul, se mantienen extensiones de tabaibal-cardonal. Las área de medianías, más intensamente sometidas a la agricultura, poseen sobre todo matorrales de sustitución de la vegetación potencial, con tabaibales amargos, tunerales. y jarales. En las cumbres del municipio se mantiene una extensa zona de pinar húmedo, junto a pequeñas formaciones de fayal-brezal y plantaciones de pino insigne Pinus radiata y eucalipto. En La Esperanza se conserva un enclave de laurisilva, el conocido como Bosque del Adelantado.
El municipio cuenta con uno de los árboles monumentales de la isla.

Mapa temático del rosario












Fuente: Wikiloc y atlas de canarias